Franciscanos de Alcázar de San Juan (I)

Publicado: noviembre 3, 2011 en Persecución religiosa

Contestación al escrito de la Fiscalía, de 13 de enero de 1941:

Muy Sr. Mío:

Contestando al oficio con fecha 13 de los corrientes de esa Fiscalía que se ha recibido en este Convento, tengo el honor de informar a Su Señoría, en conformidad con lo que se solicita, lo siguiente:

1º Nuestra Orden ha sufrido durante los primeros días de la persecución marxista análogos atropellos y vejámenes a los sufridos por otros Institutos religiosos. Concretando a los Religiosos moradores de este Convento, fueron detenidos todos y conducidos a la casa Ayuntamiento en calidad de presos el día 22 de Julio.

Después fueron conducidos a un lugar llamado “El Refugio”, donde permanecieron hasta el día 26 del mismo mes en cuyo tiempo fueron todos asesinados en un lugar próximo a la prisión y a las doce de la noche. De todos ellos no se salvó nada más que un hermano lego que realmente fue de un modo providencial, pues formando en el grupo de los fusilados, tuvo la suerte de no ser tocado por las balas de los asesinos. Ocultado por la oscuridad pudo huir, y después de tres días de estar errante por el campo fue capturado de nuevo y puesto en libertad por la autoridad roja local.

2º Nuestro Convento fue incautado por los rojos y convertido, más tarde, en Hospital de sangre, sufriendo las modificaciones que ellos creyeron convenientes para tal fin. Así estuvo hasta la gloriosa liberación por las tropas nacionales, el día 28 de marzo. Las tropas continuaron utilizándolo como Hospital hasta el mes de mayo, en cuyo mes comenzaron a usarlo de cuartel, y esto sigue siendo hasta la fecha actual, salvo una pequeña parte que nos cedieron para vivienda de los Religiosos que moramos en él. La Iglesia, la mejor del pueblo, fue completamente desmantelada y destruida en su parte interior, no quedando nada más que las paredes  y la techumbre. Altares, retablos, púlpito quemados y hasta el pavimento de la Iglesia y Coro levantado, en fin, todo en un estado lamentable e inservible para el culto. Con esfuerzos se ha levantado un altar mayor y pavimentado parte de la Iglesia para habilitarla para l culto que empezó a celebrarse en julio del 1940. Los vasos sagrados, parte fueron igualmente destruidos o robados y una pequeña parte salvados por persona piadosas.

Del mueblaje y utensilios del Convento y Colegio no ha quedado absolutamente nad, teniendo los Religiosos que proveerse de lo más indispensable comprándolo, desde los cubiertos para comer hasta las sillas y camas para descansar.

Esta es la sucinta relación de los hechos ocurridos a la Orden de PP. Franciscanos en su Convento de Alcázar de  San Juan y que pedida por esa fiscalía me apresuro a cumplimentar.

Dios guarde a su Señoría muchos años.

Alcázar de San Juan, a 17 de enero de 1941.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s