Mercedarios de Herencia

Publicado: noviembre 3, 2011 en Persecución religiosa

En contestación a su comunicación, con fecha 13 de enero de 1940, remito a la Fiscalía los siguientes datos:

En los primeros días del dominio rojo, los cinco Religiosos que habitaban esta Casa, después de retenidos varios días en la cárcel, fueron expulsados de este pueblo. Después se supo que dos de ellos fueron asesinados por dos guardias rojos en los proximidades de Consuegra, y otros dos corrieron la misma suerte en Daimiel. El otro, conducido a Madrid, sufrió allí 10 meses de cárcel muriendo fuera de la prisión, víctima de sustos y sufrimientos.

La Iglesia, el tiempo de la liberación, se hallaba sin retablos ni altares ni imágenes, etc. Solamente quedaban los muros y las puertas. Las campanas y los objetos de cultos fueron también robados. La Casa-Residencia estuvo dedicada, por los marxistas, a hospital de sangre. Al hacernos cargo de ella se hallaba sin un mueble ni enseres de ninguna clase.

Dios guarde a Vd. muchos años.

Herencia, a 19 de Febrero de 1941.

Fr. Tomás Escánez.

El Sr. Fiscal Instructor solicita que remitan a la fiscalía una relación de cuantos sacerdotes o personas de la Comunidad fueron inmolados en época roja. La contestación es la siguiente:

Ilmo. Señor: Contestando al oficio de V.S. de 12 de último abril, tengo el honor de manifestar lo siguiente:

El día 20 de julio de 1936, los religiosos de la Merced de Herencia fueron recluidos en su casa residencia por las autoridades locales del Frente Popular. Llamábanse estos religiosos Eliseo Pérez Martínez, Luis Arias López, Jesús Tizón Boleira (sacerdotes) y Ramón Lago Parrado y Olimpio Escudeiro González (hermanos legos).

El día 24 del mismo mes fueron conducidos presos a la casa ayuntamiento; y dándoles el alcalde del Frente Popular documentación personal en que constaba su condición de religiosos, fueron conducidos en automóvil a un monte cercano a la localidad, llamado Sierra de Carlos (Sudoeste de Herencia); allí fueron dejados y abandonados el 25 del mismo mes.

El Padre Arias y H. Lago Parrado, después de haber estado algunos días presos en Villarta y de haber andado errantes como un mes por las cercanías de la misma villa, fueron aprehendidos junto a los Ojos del Guadiana y conducidos a la casa ayuntamiento de Daimiel; y el mismo día, declarando ellos se religiosos, fueron llevados al cementerio de la misma villa de Daimiel, en donde fueron asesinados y sepultados.

El P. Eliseo Pérez y h. Escudeiro González, de la sierra antes mencionada, se trasladron a un caserío del término municipal de Camuñas, llamado Casa de D. Luis, en el cual y en una cueva conocida con el nombre de Cueva de Castrola, del término de Consuegra (Montes de Toledo), permanecieron hasta que, drigiéndose hacia el frente militar de Toledo para liberarse, fueron asesinados en el mismo término de Consuegra y sepultados en el cementerio de la villa del mismo nombre.

Los restos mortales de los cuatro mencionados religiosos asesinados, fueron trasladados a la iglesia conventual de la Merced de Herencia el 14 de junio de 1943. La muerte del P. Pérez y H. Escudero, tuvo lugar pocos días antes del 27 de septiembre de 1936, en las circunstancias referidas.

El P. Jesús Tizón (su nombre civil era Pablo), de la Sierra de Carlos, al Sudoeste de Herencia, por Las Labores y Ciudad Real, llegó a Madrid; y allí, a consecuencia de los sufrimientos padecidos en el viaje y en las cárceles de Madrid, falleció en 1938, enterrado en el cementerio de Este o de la Almudena.

Dios guarde a V.S. muchos años

Herencia, 14 de junio de 1944.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s