Maristas de Manzanares

Publicado: noviembre 5, 2011 en Persecución religiosa

Después de varios intentos, por parte del Sr. Fiscal Instructor, de recoger información de los Hermanos Maristas de Manzanares, el Obispado le informa -18 de febrero de 1942- que actualmente dicha Congregación reside en Madrid, Paseo del Cisne nº 3. Lo mismo hace el Ayuntamiento de Manzanares mediante carta de fecha 11 de julio de 1942.

El Sr. Fiscal Instructor solicita al Juez de Instrucción Decano de los de Madrid que se cite a declarar al Superior o algún miembro de la Congregación de Hermanos Maristas que residían en 1936 en Manzanares al objeto de que manifieste la persecución de que fueron objeto en época marxista, concretando los datos más relevantes en que cristalizara dicha persecución, suerte corrida por la Casa-Convento, datos que se ejecutaron contra los objetos sagrados y de culto y estado en que se encontró el edificio conventual en la fecha de la liberación. Van a declarar los siguientes hermanos maristas:

Epifanio Ayala Larumbe, que declara:

Que en el año treinta y seis se encontraba en el Convento de Manzanares, seis hermanos Maristas, los cuales para poder salvar su vida tuvieron que huir, refugiándose dos de ellos en Valdepeñas, y con ocasión de dirigir una carta, uno de estos Hermanos, al Director que se encontraba en Murcia, fue interceptada por la Policía, lo cual sirvió para que fueran detenidos ambos hermanos y fueran atormentados bárbaramente, siendo llevados a Murcia, y en donde estuvieron presos cerca de un año, siendo llevados después a un campo de trabajo en Orihuela, y poco tiempo antes de entrar las tropas Nacionales y de liberar por completo a toda España, uno de ellos, de dichos hermanos, fue trasladado a Ciudad Real, donde falleció en el Hospital de muerte natural pero, sin duda alguna, por consecuencia de los malos tratos que había sido objeto anteriormente, no sabiendo ni teniendo noticias del otro hermano, sabiendo posteriormente que el que hacía las veces de Director se encontraba en Barcelona, y donde por la persecución y malos tratos de que fue víctima por parte de los marxistas, pudiendo salvar su vida y actualmente se encuentra de director en Canet de Mar –Barcelona-, llamándose Hermano Fulgencio como nombre de Religión, no sabiendo ni teniendo tampoco noticias de los otros tres hermanos; y que como no ha vuelto al Convento de Manzanares no sabe si ha sufrido o no desperfectos, no sabiendo tampoco si han sido o no profanadas las imágenes sagradas y objetos de culto, pues como deja dicho no ha vuelto por Manzanares, y que el dicente es Hermano Superior de la Congregación de Hermanos Maristas (10 de octubre de 1942.)

El Fiscal Instructor, leída la declaración anterior, se dirige al Sr. Juez de Instrucción de Arenys de Mar a fin de que cite a declarar al Hermano Marista Fulgencio sobre cuanto sepa de lo ocurrido en la casa de la Institución Religiosa de Manzanares durante la dominación marxista, con expresión de las persecuciones de que fueron objeto los miembros de dicha Comunidad, determinando los nombres de dos de los Hermanos que fueron detenidos y llevados a Murcia y otras localidades. En el caso de que el Hermano Fulgencio no se encuentre en Canet de Mar, se deberá de facilitar, por el Superior de esa Casa, el lugar donde se encuentre a fin de poderse dirigir a él.

La declaración del Hermano Fulgencio es la siguiente:

Que respecto a lo ocurrido no puede manifestar nada por estar en el Hospital de Barcelona durante la dominación marxista (8 de abril de 1944.)

El Sr. Fiscal también se dirige al Juzgado de Instrucción de Manzanares a fin de que practique una información por la que pueda conocerse los nombre, apellidos y demás datos de filiación correspondientes a los dos Hermanos Maristas del Colegio de dicha ciudad que fueron inmolados en época roja; extensivo a determinar el domicilio actual de sus familiares más próximos al objeto de recibirles declaración. Este Juzgado remite información proporcionada por el Ayuntamiento de Manzanares -donde indica que de las diligencias practicadas han dado un resultado negativo- y por la Jefatura Local de la Falange Tradicionalista y de las J.O.N.S. indicando que “Según la Historia de la Cruzada de España (tomo 20, volumen 5º, página 177) aparece que tres Hermanos Maristas de esta ciudad, llamados Santiago Aparicio López, Ricardo López y Paulino Reoyo García, partieron para el vecino pueblo de Valdepeñas con idea de ocultarse en el mismo.” También cita a declara a Manuel Lorente y Naranjo –el 27 de mayo de 1944- y dice lo siguiente:

Que el declarante mantiene ininterrumpidamente correspondencia con el Hermano Marista que fue Director del Colegio de esta Ciudad cuyo nombre en la Congregación es el Hermano Fulgencio y su verdadero nombre Victorino Martínez, y que actualmente se halla en Canet de Mar (Barcelona), Colegio-Iglesia, por el cual sabe que ninguno de los Hermanos Maristas que había en el Colegio de esta ciudad fueron asesinados, y a excepción del Hermano Sixto, que falleció en Ciudad Real, pero no por asesinato sino de enfermedad, todos los demás Hermanos de dicho Colegio llegaron a sus respectivos domicilios sanos y salvos (27 de mayo de 1944.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s